La voz de la experiencia: consejos de una abuela que deberías escuchar

«Cuando tú vas, yo vengo de vuelta» dice un refrán popular. Este es el caso de una abuela que ha decidido comenzar a compartir algunos consejos para enfrentar la crianza de hoy en día.

Camila Ignacia Gómez González

  • Saber comportarse es una de las mejores armas que les podemos dejar a nuestros hijos, pues podrán ir a cualquier parte o evento sin tener que estar preocupados por no saber cómo actuar. Por ello los modales resultan vitales a la hora de sobrevivir en la sociedad.
  • Por esta razón, Alba Muñoz, una orgullosa madre de y abuela, colombiana, residente de Queens, Nueva York que ha decidido compartir algunos consejos de la vieja escuela para que las madres modernas puedan aplicarlos con sus propios hijos. Todos ellos han sido basados en su propia experiencia de haber criado a 5 hijos y compartir frecuentemente con sus 11 nietos de entre 1 y 15 años de edad:
  • Evitar discusiones en la mesa
  • La hora de la comida debiese ser un instante de unión familiar y un momento donde todos pudieran compartir lo que han vivido en el día sin tener discusiones. Para generar un buen hábito, es necesario que tus hijos no vean discusiones en la mesa.
  • Y si en algún momento se genera alguna, es necesario que les hagas saber que no es el momento indicado para resolver las diferencias, que pueden hacerlo más tarde, cuando ambos estén más tranquilos.
  • Olvídate de preparar comidas especiales
  • (Este punto se puede aplicar siempre y cuando tu hijo no tenga algún tipo de alergia alimentaria que lo haga requerir de alimentación especial)
  • «Imaginen si yo hubiera tenido que hacer 5 platos distintos; en mi casa se comía lo que había, Ahora muchas mamás les preguntan a sus niños qué quieren para comer. Y preparar un plato para cada uno es como dejarlos escoger un jabón de baño: uno quiere líquido, aquel quiere el de barra y el otro prefiere la espuma. Eso le hace la vida my difícil a una madre». Declaró al portal serpadres.es
  • Pero es muy importante que desde pequeños crezcan sabiendo que el hogar NO es un restaurante donde cada cual puede ordenar lo que se le apetece comer, sino que por el contrario, DEBEN consumir lo que se ha hecho para todos.

Familias.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *