Las mejores recetas típicas alemanas

Las mejores recetas típicas alemanas nos permitirán disfrutar de una comida casera un tanto distinta. Postres cargados de productos lácteos y fruta, ensaladas con salchicha o algún que otro picoteo salado de los que solo se pueden acompañar de una buena cerveza negra fresca. Octubre es el mes por excelencia del Oktoberfest, uno de los símbolos que recoge lo mejor de la gastronomía alemana y lo convierte en una fiesta que ha roto todas las fronteras. Para disfrutar de esta celebración que inicialmente se creo para festejar las nupcias de los príncipes bávaros no necesitamos cambiar de país. Celebra tu propio canto al amor, a la comida y la bebida con estas recetas típicas llenas de sentimientos.

Brezels

Las mejores recetas típicas alemanas

Los brezels o lacitos de pan son un aperitivo perfecto para empezar a degustar las mejores cervezas alemanas. Vamos a preparar el primero de los elementos más representativos de la cocina tradicional de este país. Su origen proviene de las festividades celtas de primavera en las que se veneraba el cielo, la constelación de Aries es la que le dio forma a estos lacitos que en realidad son la cabeza de un carnero.

Ingredientes:

  • 250 gr de harina de trigo
  • 3 gr de levadura
  • 12 gr de mantequilla
  • 140 ml de agua
  • 5 g de sal
  • Bicarbonato sódico
  • Sal gorda para decorar

Elaboración:

  1. Los brezels tienen un proceso de elaboración mucho más sencillo de lo que podría llegar a parecer, con las cantidades justas, el éxito estará servido.
  2. Mezclamos todos los ingredientes a excepción de la sal gorda y el bicarbonato en un bol. Amasaremos hasta tener lista la masa, deberá quedar elástica y manejable sin pegarse.
  3. Tapamos y dejamos reposar durante una media hora. Enharinaremos la mesa y empezamos a trabajar la masa.
  4. Hacemos unos palitos con las manos de unos 40 centímetros y les damos la forma característica.
  5. Horneamos a 180º durante unos 20 minutos, hasta que estén dorados. Decoramos con sal gorda.

Ensalada alemana de salchichas y patata

Las mejores recetas típicas alemanas

Esta ensalada alemana de salchichas y patata es una de las más típicas que existe. Su elaboración es sencilla y nos permite disfrutar de un plato de tapeo o primero de lo más interesante. Esta ensalada es mucho más contundente de lo que estamos acostumbrados, con cantidades menores queda igual de bien y nos permite iniciar cualquier comida por todo lo alto. Toma nota de esta versión de un plato típico alemán.

Ingredientes:

  • 800 gr de patatas
  • 1 cebolleta
  • Apio
  • 1 manzana
  • 2 lonchas de jamón york
  • 3 salchichas alemanas tipo Frankfurt
  • 10 aceitunas negras sin hueso
  • 2 huevo
  • 1 cucharada de alcaparras
  • 2 pepinillos agridulces grandes
  • 200 ml de mayonesa
  • 1 cucharada de mostaza de Dijón
  • Zumo de medio limón
  • Sal
  • Aceite de oliva

Elaboración:

  1. Ponemos a hervir las patatas o las cocinamos al microondas bien limpias tardarán unos 15 minutos en estar perfectas.
  2. En la parrilla marcaremos las salchichas. Las cocinamos con un poco de aceite de oliva, cuando estén listas las salaremos ligeramente.
  3. Quitamos la piel a las patatas cocinadas y las cortamos en tacos del mismo tamaño. Mezclaremos con las salchichas cortadas.
  4. Picamos la cebolleta y el apio, incorporamos al resto de los ingredientes. Repetimos la operación con la manzana.
  5. Mezclamos la mayonesa, mostaza y zumo de medio limón. Cortamos los pepinillos y las alcaparras para mezclarlos en esta salsa que hemos creado.
  6. Incorporamos la salsa a la ensalada. Añadimos el jamón york cortado a tiras y un poco de huevo duro a modo de decoración. Tendremos lista la típica ensalada alemana.

Bauernsuppe con Semelknödel

Las mejores recetas típicas alemanas

La  Bauernsuppe con Semelknödel o sopa campesina con albóndigas de pan es una de las recetas típicas alemanas más conocidas. Cuando llega el frío nada mejor que este tipo de platos contundentes para poder disfrutar de lo mejor del territorio. Con una ternera guisada y unos sencillos panecillos podemos crear una sopa completísima que nos permitirá disfrutar al estilo alemán de cada una de sus cucharadas.

Ingredientes:

  • 6 panecillos tiernos
  • ½ cebolla
  • 1 huevo
  • Perejil
  • Nuez moscada
  • Pimienta negra
  • Sal
  • Aceite
  • 400 gr de carne de ternera
  • 1 cebolla
  • 1 diente de ajo
  • 2 patatas
  • 1 zanahoria
  • 1 cucharada de pimentón
  • 1 cucharada de harina
  • Tomillo
  • Perejil
  • 1 cucharada de mantequilla

Elaboración:

  1. Empezamos preparando las albóndigas de pan. Troceamos los panecillos y los colocamos en un bol.
  2. Regamos los panecillos con aceite y media cebolla pochada con un poco de perejil. Añadimos el huevo y salpimentamos.
  3. Formamos las albóndigas y las cocinamos, las hervimos durante unos 20 minutos hasta que están listas.
  4. Calentamos la mantequilla y añadimos la ternera cortada en tacos. Añadiremos la cebolla, la zanahoria y el ajo picados.
  5. Cuando estos ingredientes estén cocinados le ponemos el pimentón y la harina, doramos unos minutos y cubrimos con el caldo.
  6. Añadimos las patatas troceadas cocinamos durante unos 45 minutos, finalmente, le incorporamos las albóndigas.

Käsekuchen o tarta de queso y frambuesa

Las mejores recetas típicas alemanas

La receta de käsekuchen o tarta de queso y frambuesa es una manera distinta de cocinar una Chessecake. Este pastel de queso es típico alemán y aunque tiene paralelismos con la versión anglosajona, sus matices avainillados la diferencian. Esta tarta recoge lo mejor de un queso quark que es casi un símbolo nacional. Con la incorporación de las frambuesas se le añade color y sabor a un postre con mucha historia.

Ingredientes:

  • 600g de queso quark o schmand
  • 1 huevo
  • 120 gr de azúcar
  • 2 natillas de vainilla
  • 500 ml de leche
  • 100 gr de frutos rojos o frambuesas
  • 200 gr de galletas tipo Digestive
  • Ralladura de 1 limón
  • 20 gr de mermelada de fresa
  • 100 gr de mantequilla derretida

Elaboración:

  1. Precalentamos el horno a 175º, preparamos la base, picando las galletas y añadiendo la mantequilla derretida. Para darle más sabor pondremos la ralladura de limón y un poco de mermelada de fresa.
  2. Ponemos esta mezcla en el fondo de un molde desmoldable, lo compactamos hasta conseguir una base perfecta y uniforme.
  3. Mezclamos las natillas con el queso y un huevo. Añadiremos el azúcar y la leche. Obtendremos una salsa fina que se convertirá en el relleno de un pastel perfecto.
  4. Vertemos la mezcla en el molde y le incorporamos los frutos rojos o frambuesas cortados en trocitos. Horneamos durante unos 70 minutos hasta que esté la tarta de queso lista.

okdiario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *