You are here
Cocina japonesa: ideal para prevenir cáncer, colesterol y envejecimento prematuro Cocina 

Cocina japonesa: ideal para prevenir cáncer, colesterol y envejecimento prematuro

Se caracteriza por sus sabores naturales y por el empleo de productos frescos. La larga vida de los habitantes de Japón tiene un secreto: su alimentación. Descubra las particularidades de esta cultura alimentaria.

Los menús japoneses cuentan con un gran equilibrio entre sus diferentes platos. Toman muchos hidratos de carbono de absorción lenta, normalmente en el arroz y la pasta. A éstos se suman el pescado o la carne con verduras y muy poca grasa.
Asimismo, los alimentos no se clasifican por el lugar que ocupan en una comida sino por el método de cocción. Por ejemplo, “yakimono” son los oficiados a la parrilla, el “gohan” es un plato de arroz, el “mushimono” alimentos hervidos, el “agemono” son los alimentos rebozados en pasta y fritos, como el tempura, y el “sashimi” es pescado crudo.
Entre los ingredientes más comunes de la cocina japonesa deben mencionarse:
-Algas. Son el complemento indispensable de la cocina japonesa, como acompañamiento de verduras y cereales. Existen muchas variedades: wakame, kombu, nori o arame entre muchas otras.
-Salsa de soja. Imprescindible en la cocina japonesa, tiene numerosas variantes: el tamari combina muy bien con el pescado crudo, mientras que el shoyu es más suave y se usa para cocinar verduras.
-Mirin. Es un vino de arroz integral semi fermentado que contiene agua, arroz y sal marina. Se utiliza sólo para cocinar.
-Umeboshi. Son ciruelas fermentadas con sal, de sabor muy fuerte. Se toman con té bancha y sal de soja, para combatir la gripe.
– Judías azuki. Son porotos rojos japoneses, muy utilizados para preparar repostería, helados y cremas.
-Jengibre. Se consume fresco, con verdura, pescado y carne, incluso en sopas. Tiene efectos beneficiosos para afecciones bronquiales, y ayuda a eliminar toxinas y mucosidades. Además, sirve para limpiar el paladar y poder degustar los diferentes pescados que se esté comiendo.
-Shiitake. Seta japonesa que se consume fresca, con verduras, y seca, en ensaladas.
-Miso. Pasta obtenida al macerar haba de soja con cereales, agua, sal y fermento. Se utiliza como condimento en ensaladas y salsas, así como en multitud de sopas.
-Tofu. Cuajada o queso de soja, pobre en grasas y calorías, y sin colesterol, pero rico en proteínas. Su sabor es neutro y se presta a elaboraciones muy diversas.

Salud y cocina
Varias patologías pueden prevenirse con algunos de los ingredientes de la comida oriental:
-Cáncer. Todos los pueblos de Asia consumen soya (soja) cotidianamente y presentan muy bajas tasas de cáncer, de todos los tipos, comparadas con los pueblos de otras regiones. Los científicos piensan que el genisteino, una sustancia contenida en la soya, es la razón de esta diferencia. Varios laboratorios importantes del mundo están estudiando actualmente el genisteino con la esperanza de poder fabricar una droga anticancerosa.
-SIDA. El profesor Kazuyoshi Okubo, de la universidad de Tohoku, sostiene que la saponina -un glucósido clasificado en la química como DNP- inhibe la multiplicación y la actividad del VIH. Esta sustancia se encuentra en el tofu.
-Contra el envejecimiento. La sardina contiene abundante cantidad de calcio lo que ayuda a fomentar el equilibrio mental, el ácido nucleico y la DHA (ácido docosahexaenóico), fundamental para prevenir el envejecimiento.
-Colesterol. El calamar, pulpo, camarones, cangrejo, vieira, ostra y almeja contiene abundante aminoácidos como el taurino y la betaína, componentes que ayudan a disminuir el colesterol en la sangre. Incluso poseen fuerte acción antioxidante, elevando la función hepática y la eficacia de la insulina.

Algunas comidas
El shasimi es una de las comidas más representativas del arte culinario japonés. Es un plato sencillo, que requiere de una preparación sofisticada, cuidadosa y de gran ceremonia en la mesa. El motivo de este plato es ofrecer productos del mar y del río, principalmente pescado, en crudo.
El pescado elegido debe ser fresco y, luego de limpiarlo y sacarle las espinas, se lo corta en lonjas, con un cuchillo. Los trozos son colocados armoniosamente y con imaginación. Se adorna con brotes jóvenes de daikon (especie de rábano), algas (wakame) y laminillas de jengibre. Se sirve con limón y una salsa de soja fermentada (tamari) sazonada con mostaza (wasabi) de rábano blanco. Se puede acompañar tofu en cubitos, udon (espaguetis gruesos) con una yema de huevo o espaguetis chinos de almidón de soja.
El Sushi, por su parte, es la combinación de pescado fresco, sin cocción, y arroz avinagrado condimentado. Existe una infinidad de formas de servirlo, pero se distinguen dos: el norimaki sushi y el nigiri sushi. Siempre se sirve acompañado de un platito con tamari, (salsa soja fermentada), para mojar el bocado. Se trata de un plato bajo en calorías y grasas, con una alta cantidad de proteínas y de fácil digestión. Actualmente, es considerado uno de los alimentos más saludables y nutritivos.

Saber Vivir

Related posts

Leave a Comment